Cómo puedes saber si tu hijo o hija tiene altas capacidades

hijos con altas capacidades

 

Las personas con alta capacidad intelectual tienen unas características que las diferencian de las que no la tienen, aunque no se puede generalizar, ya que cada persona es diferente, las características que os mostramos a continuación sugieren la existencia de Alta Capacidad:

– Tienen una gran curiosidad y ganas de aprender desde edades muy tempranas, junto con un alto nivel de actividad, energía y concentración.
– Capacidad para razonar de manera compleja. Atienden a las relaciones entre distintos hechos y situaciones.
– Suelen tener una maduración precoz, una disincronía entre las diferentes áreas del desarrollo. (Desarrollo no homogéneo entre las áreas social, cognitiva, psicomotora y afectiva)
– Gran capacidad de memoria a largo plazo.
– Buen dominio del lenguaje, vocabulario preciso y rico. Pueden ser sensibles ante los mensajes no precisos o ambiguos.
– Pensamiento simbólico, abstracto (capacidad de representar la realidad utilizando conceptos abstractos como gestos, números o palabras)
– Aprenden con mucha rapidez, a menudo de manera inductiva (buscando de manera autónoma el conocimiento) y con capacidad de establecer relaciones entre la información obtenida de diferentes contextos y situaciones.
– Alta sensibilidad e intensidad emocional.
– Gran sentido del humor, elaborado, que suele ser impropio para su edad.
– Creatividad, imaginación rica en detalles, flexibilidad y fluidez, capacidad para enfocar y resolver los problemas de manera diferente, de proponer varias alternativas, de ver más allá de lo aparente y de anticipar consecuencias.
– Tendencia a realizar bien las tareas y a mejorar las cosas.
– Intereses y preocupaciones amplias y propias de niños y niñas de mayor edad, pudiendo mostrar vastos conocimientos sobre un tema en concreto.
– Motivación intrínseca, fuerza de voluntad e independencia de pensamiento.
– Preocupación temprana por problemas sociales: injusticias, guerras, hambre, ecología.
– Capacidad crítica con las normas y necesidad de conocer sus razones.

En cuanto a su motivación e intereses, los alumnos y alumnas con alta capacidad pueden:

– Mostrar una amplia gama de intereses y preocupaciones tempranas que no son propios de su edad (el universo, la muerte, la trascendencia, la justicia…)
– Manifestar un alto grado de motivación, entendida como el compromiso con la tarea y la persistencia en la resolución de problemas.
– Sentir gran curiosidad y ganas de aprender.
– Presentar motivación intrínseca, hacen las cosas motivados por sí mismos o por la realización de la tarea en sí misma.
– Cuestionar problemas de la vida real.
– Preocuparse por problemas éticos.

Si atendemos a sus características cognitivas pueden:

– Utilizar e interpretar el lenguaje de manera rica y muy precisa.
– Ser capaces de comunicar sin lenguaje, de interpretar las emociones sutiles para entender el lenguaje no verbal.
– Tener unos recursos de gestión de la memoria muy eficaces. Su estilo de recuerdo es más reconstructivo que recuperativo.
– Poseer flexibilidad cognitiva, es decir, capacidad para afrontar una situación novedosa, para adaptarse a un cambio.
– Desarrollar habilidades metacognitivas (capacidad para reflexionar sobre sus procesos de pensamiento y la forma en que aprenden)
– Mostrar una gran velocidad en la adquisición y procesamiento de la información.

La creatividad es una capacidad que podemos desarrollar todos los seres humanos. En las personas con alta capacidad se trata de una característica muy significativa que puede observarse desde muy temprana edad y que se manifiesta de diferentes maneras y grados. En los niños y niñas con alta capacidad, la creatividad debe abordarse de una manera global, teniendo en cuenta sus aspectos cognitivos, emocionales, físicos, sensoriales e intuitivos.

El alumnado con alta capacidad intelectual suele presentar:

– Curiosidad: desde etapas tempranas observan, exploran o preguntan constantemente. Manifiestan gran interés por conocer, por obtener respuestas a sus dudas, además sus preguntas suelen ser inusuales en niños y niñas de su edad. Se suelen impacientar por la demora en la respuesta a la cuestión planteada.
– Originalidad, creación de nuevas y variadas ideas.
– Imaginación rica en detalles. Buscan nuevas maneras de enfocar y realizar las cosas. Son hábiles en imaginar y crear historias o proponer soluciones originales.
– Fluidez de pensamiento, de combinación de ideas y conocimientos. También pueden generar variadas propuestas y respuestas a un mismo tema.
– Integración de conocimientos provenientes de distintos ámbitos y su uso en la resolución de una tarea o actividad.
– Necesitan saber el porqué de las cosas y, sobre todo, de las normas.
– Facilidad para imaginar situaciones inacabadas para inventar historias.
– Capacidad para romper los moldes, normas y hábitos establecidos y osadía e independencia en sus propuestas.
– Tendencia a investigar, a utilizar los recursos de manera diferente. Suelen tener gran variedad de intereses que a veces no comparten con sus compañeros/as.
– Pueden ver más allá de lo aparente.

Existe una gran variabilidad de niños y niñas con altas capacidades, esto hace que sea complicado encontrar características únicas y decisivas para identificarles. Por ello no todos los alumnos y alumnas con altas capacidades intelectuales van a tener las mismas características.

A modo de resumen, podemos decir que las características más importantes de los niños y niñas con alta capacidad intelectual presentan una inteligencia superior a la media, niveles de creatividad altos, un potencial de aprendizaje importante y una gran motivación para aprender lo que les interesa. Lo que hay que tener muy claro es que el buen rendimiento académico no es una característica común en este tipo de alumnado.